Búlgaros 25gr solos

$385.00

Frasquito de sólo búlgaros para hacer kefir de leche.

Los búlgaros son pequeños bultos o nódulos conformados por la unión simbiótica de levaduras y bacterias, siempre ayudándose para sobrevivir. Estos organismos procesan la lactosa (el azúcar presente en la leche) y realizan una doble fermentación (láctica y alcohólica), transformando la lactosa en ácido láctico y resultando en la bebida ácida y burbujeante: kefir.

Esta bebida se diferencia del yogur por el tipo de bacterias presentes en la fermentación y, por lo tanto, también por su proceso de fermentación. Esto resulta en productos con características organolépticas y probióticas distintas.

El producto de los búlgaros es una bebida de alta digestibilidad y rica en calcio. Por su rico aporte de proteínas, favorece la sensación de saciedad. Suele ser tolerada por personas con problemas digestivos e intolerancia a la lactosa. Como buen probiótico, favorece la flora la colonia de bacterias benéficas en el tracto gastrointestinal y fortalece el sistema inmunológico. Previene infecciones y mejora malestares gastrointestinales, además de contrarrestar problemas de piel como psoriasis y acné.

Cuidados:

  1. Mantenerlos en un frasco de vidrio o plástico (nunca metal) con una tapa suelta o cubiertos por una malla para que puedan respirar.
  2. Cambiar la leche entre 24 y 48 horas utilizando un colador, procurando siempre alimentarlos con leche fresca.
  3. Durante la fermentación, es recomendable mantener los búlgaros en un ambiente bien iluminado y a temperatura ambiente. Y mientras más días lo tengas en un recipiente de virio, más ácido será. También, entre más búlgaros decidas añadir a la leche, más rápido será la fermentación.
  4. Si sales de casa o simplemente no comerás kefir durante varios días, puedes guardar tu búlgaros en el refrigerador. Esto disminuirá su crecimiento, aunque se recomienda agregar leche una vez a la semana.
  5. También puedes congelarlos. Escúrrelos y colócalos sin leche en la nevera. Siempre y cuando sea menos de un año, podrás volver a ellos, descongelarlos y agregarles agua para reactivarlos. No perderán sus propiedades, sólo habrán dormido una siesta.

📅 Hoy no está disponible.

¡ Regresa por Búlgaros 25gr solos el Lunes !

  ... personas están viendo esto ahora

Trust

Mi Alimento Sagrado - By Nailea Norvind

¡Pura vida! Solo delicias orgánicas, sin aditivos, ni conservadores, ni pesticidas. Directo de la tierra a tu casa con amor.

Probióticos vivos creados a partir de la fermentación de la leche y el agua con piloncillo. Power balls de cacao y polvorones tradicionales, con los mejores ingredientes orgánicos y sostenibles.

Toda mi vida ha sido transparente en cuanto a mi estilo de alimentación orgánica. Siempre he priorizado un estilo de vida basado en el bienestar integral, desde la práctica de yoga hasta mi alimentación y prácticas de consumo, a partir de opciones conscientes. Mientras lo que consumimos sea más directo de lo que nos brinda la naturaleza, obtenemos más beneficios.

La satisfacción de poder dar y recibir bienestar, es un modo de vida.

Based on 0 reviews

0.00 Overall
0%
0%
0%
0%
0%
Be the first to review “Búlgaros 25gr solos”

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Reviews

There are no reviews yet.

Frasquito de sólo búlgaros para hacer kefir de leche.

Los búlgaros son pequeños bultos o nódulos conformados por la unión simbiótica de levaduras y bacterias, siempre ayudándose para sobrevivir. Estos organismos procesan la lactosa (el azúcar presente en la leche) y realizan una doble fermentación (láctica y alcohólica), transformando la lactosa en ácido láctico y resultando en la bebida ácida y burbujeante: kefir.

Esta bebida se diferencia del yogur por el tipo de bacterias presentes en la fermentación y, por lo tanto, también por su proceso de fermentación. Esto resulta en productos con características organolépticas y probióticas distintas.

El producto de los búlgaros es una bebida de alta digestibilidad y rica en calcio. Por su rico aporte de proteínas, favorece la sensación de saciedad. Suele ser tolerada por personas con problemas digestivos e intolerancia a la lactosa. Como buen probiótico, favorece la flora la colonia de bacterias benéficas en el tracto gastrointestinal y fortalece el sistema inmunológico. Previene infecciones y mejora malestares gastrointestinales, además de contrarrestar problemas de piel como psoriasis y acné.

Cuidados:

  1. Mantenerlos en un frasco de vidrio o plástico (nunca metal) con una tapa suelta o cubiertos por una malla para que puedan respirar.
  2. Cambiar la leche entre 24 y 48 horas utilizando un colador, procurando siempre alimentarlos con leche fresca.
  3. Durante la fermentación, es recomendable mantener los búlgaros en un ambiente bien iluminado y a temperatura ambiente. Y mientras más días lo tengas en un recipiente de virio, más ácido será. También, entre más búlgaros decidas añadir a la leche, más rápido será la fermentación.
  4. Si sales de casa o simplemente no comerás kefir durante varios días, puedes guardar tu búlgaros en el refrigerador. Esto disminuirá su crecimiento, aunque se recomienda agregar leche una vez a la semana.
  5. También puedes congelarlos. Escúrrelos y colócalos sin leche en la nevera. Siempre y cuando sea menos de un año, podrás volver a ellos, descongelarlos y agregarles agua para reactivarlos. No perderán sus propiedades, sólo habrán dormido una siesta.

No has visto ningún producto todavía.

Cerrar Mi carrito
Cerrar Lista de Compras
Recien Visto Close
Cerrar

Cerrar
Navigation
Categorías