¿Qué me pongo?

Miles de trabajadoras textiles en todo el mundo sufren cotidianamente graves violaciones de Derechos Humanos, jornadas de 12 horas seguidas de trabajo, sin días de edescanso, con restricciones de salida de sus lugares de trabajo, con abusos por parte de sus empleadores, viviendo en habitaciones que comparten con decenas de personas. Todo esto a cambio de remuneraciones que no alcanzan para vivir (menos de 50 USD mensuales), para confeccionar miles de prendas que venden las marcas más famosas de indumentaria en todo el mundo.

La industria de la moda además enfrenta denuncias sobre explotación infantil en México y otros países de América Latina y el mundo; apropiación cultural de diseños y legados ansestrales; y terribles daños ambientales por el desperdicio y desechos de telas y microplásticos en todo el planeta.

El fast fashion, o moda rápida, es una estrategia de la industria de la moda para producir más y más ropa “barata”, renovando constantemente las colecciones, para ofrecer “microtemporadas” similares a las de diseñadores, pero a “menor costo”.

¿Cómo podemos generar un cambio?

Cambiarnos al slow fashion, o moda lenta; para dar más vida a la ropa que usamos, darle segundas oportunidades, intercambiar nuestras prendas y elegir textiles naturales elaborados con prácticas sustentables.

En ConSuma Conciencia trabajamos con productoras que le dan vida a prendas sustentables, fusionando su cultura con la actualidad, utilizando fibras ecológicas, creando espacios justos, seguros y dignos para trabajar con otras mujeres, demostrando que sí hay alternativas al fast fashion.

Maya Ch’ol nace de la preservación del bordado tradicional de la etnia Ch’ol, de la cultura Maya. Isabela inició este proyecto de bordado Ch’ol, porque es parte tradicional de su comunidad y con la intención de rescatarlo porque se empezaba a perder en su generación. Su objetivo ha sido crear diseños innovadores sin perder la esencia Ch’ol, así como integrar a mujeres de su comunidad para que aprendan nuevamente del bordado.

Corazon de Volcán también tiene raíces Maya. Las piezas que crea Lucía, acompañada con muchas otras mujeres bordadoras, incorporan innovación y tradición. Sus prendas nacen del ritual de bordado heredado de mujeres guatemaltecas, en las que plasman sus vivencias y recuerdos. El impacto medioambiental positivo que procuran es la reutilización de huipiles para el reuso de sus bordados, como lienzos que personalizan cada una de sus prendas.

Dailir Boutique tiene como singularidad en sus diseños una forma volátil de vestir, así como la comodidad de sus prendas y también el rescate de bordados tradicionales, que combina con telas frescas y juveniles. Sus diseños son elaborados por mujeres de Morelos con tradición de generaciones en trabajo textil.

Cada una de las productoras de nuestra comunidad confecciona y hace de sus prendas un momento, una historia, una esencia. Moda lenta, sustentable, autónoma y con todo el valor y el reconocimiento cultural de cada una de las comunidades de las que surgen, en las que se inspiran.

Infórmate sobre la procedencia de la ropa que compras, sus prácticas éticas y ecológicas, condiciones laborales, el uso de materias primas renovables y sostenibles. Visita algunas tiendas de ropa y calzado con productos ecológicos y de comercio justo.

Gana canastas orgánicas gratis para todo el año
Alimentos vivos para tu cuerpo: Mi Alimento Sagrado

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Cerrar Mi carrito
Cerrar Lista de Compras
Recien Visto Close
Cerrar

Cerrar
Navigation
Categorías